Cocktail de emociones y miedos en el embarazo

¡Hola a todas!

Antes de empezar con este post me gustaría agradeceros de todo corazón la súper acogida que tuvo el post anterior sobre el embarazo. La verdad es que no me imaginé nunca que os interesara tanto que hablara de este tema, y que os ayudara tanto leerme. Me he sentido muy acogida y arropada… Ya sabéis que no las tenía todas de si abrir esta sección en el blog, pero con la de mensajes que he recibido, creo que voy a seguir adelante. Y hoy os traigo la otra cara de este embarazo, que aunque sea poco, también está… Y creo que a veces nos cuesta hablar de lo malo de esta aventura porque se supone que es la etapa más feliz de nuestras vidas ¿no?

Vamos a empezar con algo que seguramente todas hemos experimentado al decir en alto : ¡ESTOY EMBARAZADA! Parecen palabras mágicas para despertar el genio de la lámpara… Es decirlo y BOOM … Te llueven un montón de preguntas, opiniones, comentarios… Y si os soy sincera muchas de las preguntas ni me las he hecho yo todavía…

Ejemplos: “- ¿Ya te tomas vitaminas?  -¿Vas por lo público o por lo privado?   – ¿Qué quieres niño o niña?   – ¿Ya haces ejercicio?   -¿No comes …?   – ¿Uy pero no se te nota mucho la tripa no?    – ¿Ya te has leído x libro?   -¿Sabes qué parto quieres?   -¿Ya le has comprado cositas al bebé? ¿Tan pronto? -No le compres mucha ropa que luego no se la va a poner… – ¿Vas a darle pecho?    – ¿Estás trabajando? ¿No estás trabajando?    – ¿No te da miedo tener un bebé ahora con la que está cayendo?   – ¿No duermes con una almohada especial?   – ¿Ya tienes cuidado?  -¿Todavía no lo notas?  – ¿Pero viene grande de tamaño o pequeño?  -¿Habrá visitas en casa o en el hospital?   – ¿Qué carro vas a escoger?  – ¿Qué cuna vais a comprar?  – ¿Haréis colecho? ¿Cogeréis el permiso de paternidad/maternidad a la vez? – ¿ Vas a hablarle en inglés? …

Y estas son algunas de las muchas preguntas o comentarios que me van lloviendo, seguro sin ánimo de ofender y con la mejor de las intenciones… Pero no puedo negaros que a veces me siento sobrepasada… Como si todo el mundo supiera lo que tengo que hacer y yo al ser primeriza no tuviera el derecho de decidir o hacer lo que crea conveniente… ¿Me entendéis?  Y creo que estos juicios muchas veces los hacemos por falta de información. Y hablo de aquello que no se visibiliza, de los miedos, las montañas rusas emocionales, de los cambios físicos del cuerpo de la mujer, del parto y el postparto, de la realidad de la crianza…

¡IMPORTANTE! Debo decir que un 99% de los que me acompañáis en mis redes sociales habéis sido puro amor con vuestros mensajes y comentarios… Me he sentido y me siento muy acompañada y querida. Sé que os alegráis de corazón e incluso me habéis aconsejado y ayudado muchísimo… Además que hay muchas profes embarazadas ahora mismo…¿Y es genial poder sentir ese apoyo y hacer tribu verdad?

Por suerte tengo un apoyo familiar BRUTAL.  Además, las redes sociales me están abriendo mucho los ojos y también corroborando que lo que mi mente piensa de este proceso de convertirse en madre es perfectamente válido. Me está ayudando mucho seguir cuentas que comparten experiencias y que divulgan una forma de vivir el embarazo sanadora y libre (ya os haré en Instagram un recopilatorio de cuentas). La verdad es que en general estoy en una nube de azúcar y en el mundo de la piruleta, pero también hay momentos de sombras…

Mi primera sombra: El parto. Siempre había tenido un poco de “miedo”… Seguramente porque las experiencias que me han contado han sido siempre muy “medicalizadas”, y a mi todo lo que son agujas me da pavor… Así que en mi mundo inculto yo pensaba que un parto era hospital, epidural, dolor, que acabe pronto… Y listo. ¿Qué triste verdad? También os digo que una vez me he quedado embarazada y soy más consciente de todo, me siento más segura y el miedo ha desaparecido casi por completo. Además una de mis mejores amigas ha sido mamá hace poco en Canadá y tuvo un parto maravilloso lo que me ha hecho cambiar también esa visión de parto que yo tenía. Realmente no sé como va a ser mi parto, pero me está ayudando mucho estar bien informada.

La verdad es que ahora tenemos más información sobre la maternidad, y muchas mujeres que cuentan sus experiencias ayudan a visibilizar diferentes vivencias… Así que os aconsejo leer mucho sobre el tema, para poder tomar las decisiones con conocimiento y libertad. Saber lo que puede suceder, y como nos podemos sentir es muy importante, o a mi por lo menos me da tranquilidad. En mi caso, leer y escuchar a otras mujeres me ha quitado miedos y sobre todo me ha dado mucha seguridad en mi misma. Hay gente que me pregunta si no me da miedo parir en pandemia, y la verdad es que NO. De hecho me da un poco de “tranquilidad” saber que casi no habrá visitas (jojojo). ¿Soy la única que piensa así? Quizás en unos meses cambio de opinión, pero ahora mismo me apetece mucho vivir el momento en la intimidad, y cuidarnos los tres al principio… Después ya se verá.

Otra de mis sombras es pensar si estoy realmente preparada para ser madre, si lo haré bien, si saldrá todo bien, si el peque estará bien… Supongo que dudas que todas tenemos. He de confesar que pasé un 1r trimestre con incertidumbre. Me encontraba muy bien, pero me ponía nerviosa cada vez que tenía cita en el médico… Durante las primeras semanas no podía evitar pensar en si lo iba a perder… o si iba a estar sano y bien… Ya os digo que aunque parezca muy segura de mi misma, esas cosas que salen de mi control a veces me superan un poco. El embarazo me está ayudando mucho a “relajarme” y no perder tiempo en aquellas cosas que no puedo controlar. Así que en la semana 16 o así se me pasó casi del todo el miedo. Bueno… sigo estando nerviosa, pero como lo noto moverse “deduzco” que está bien. ¿A alguna más le pasa?

Y mi última sombra (por ahora) Aunque no haya estudios todavía, no puedo evitar preocuparme por el virus de los c*****s… No me veo con casi nadie y estoy teniendo muchísimo cuidado. No os negaré que me gustaría estar viviendo el embarazo con más amigos, más familia… A veces me entra un poco el bajón, porque hay personas a las que quiero que casi no me han visto embarazada estando en la misma ciudad… Y es muy difícil gestionarlo, pero ahora ya no somos dos en casa, somos tres, y hay uno que sin haber nacido es ahora lo más importante. Hemos tomado la decisión de cuidarnos mucho y aunque a veces me sienta un poco mal, creo que es lo mejor. Además cada vez se está poniendo la cosa peor… Y creo que me da miedo volver a la sensación de encierro… Ya no hablo de verme con gente, si no de no poder ni salir… En Catalunya ya llevamos unos días con nuevas medidas restrictivas y aunque mi vida sigue siendo casi igual, ver que mucha gente a la que quiero le afecta esta situación me pone triste… Van diciendo que la situación no es como en marzo, pero os confieso que llevo unos días viéndolo todo un poco negro…

Pero de todo podemos sacar alguna cosa positiva ¿verdad? Y sin ninguna duda, baby L siempre me saca una sonrisilla, bueno, varias a lo largo del día. Sobre todo por las noches, que debe ser su momento de juerga, porque se pega unos bailes… ¿Alguna más con bebés bailongos nocturno?

Como os digo, también hay sombras, SIEMPRE. Pero intento que esas sombras no salgan mucho, y aunque es completamente lícito sentirse un poco mal a veces, estar un poco triste, intento hacer todo lo posible para cuidarme mucho por dentro y por fuera. Intento tener una pequeña rutina cada día en la que priorizo tener tiempo para todo. Tiempo de descanso, tiempo de ocio, de ejercicio y de “trabajo”. Y ahora mismo, mis prioridades son las siguientes (no van por orden):

  • Alimentación: Intento seguir una alimentación equilibrada aunque también os digo que me como mis caprichos de vez en cuando. Ah! Y bebo muchísima más agua que antes… Tengo mucha sed. ¿Os pasa?
  • Cremitas: Soy doña cremas y potingues ahora mismo… Antes me costaba darme crema, ahora me hecho 3 veces al día mínimo… Estoy usando Nivea de toda la vida y el aceite de Freshly. De momento no asoma ninguna estría nueva… Que en realidad no me importaría, pero sí que noto que necesito hidratarme mucho más la piel que antes.
  • Ejercicio: Andar, Yoga (llevo 3 semanas yendo a unas clases especiales para embarazadas con mi amiga y me encanta), estiramientos, ejercicios de suelo pélvico de la mano de MAMIfit … Ahora en Catalunya nos han vuelto a cerrar los centros deportivos, así que me he quedado sin esas clases que tanto me gustaban… Pero bueno, intento seguir haciendo algo parecido en casa. También he encontrado MAMAYOGA, y viendo la situación igual me apunto a sus clases online.
  • Música: Me encanta levantarme por las mañanas y ponerme a escuchar música que me traiga buenas vibras. Escuché en algún sitio que era bonito hacer una playlist con música del embarazo. Es decir música que nos traiga paz, buen rollo, tranquilidad… Yo estoy creando la de baby L poco a poco.
  • Lectura: Si os soy sincera no he leído ni un libro entero sobre el embarazo. Me compré uno, el primero que pillé en una librería y es un auténtico horror… Así que estoy recopilando algunos pero os pediré recomendación por Instagram muy pronto… Lo que sí estoy haciendo es leer muchos artículos y seguir a muchas cuentas que comparten su experiencia.
  • Descanso: Ya que todo el mundo me dice que aproveche a dormir ahora…. estoy haciendo mucho caso a la sugerencia y duermo muchísimo. Siempre he sido de madrugar, pero claro lo que hago ahora es irme a dormir mucho antes y si puedo hacer siesta la hago… Creo que el sueño es el síntoma más heavy que he notado.
  • Sol y aire libre: Para mi es vital salir y que me toque el sol y el aire en la cara todos los días. Y además me pongo en el balcón 20 minutitos por la mañana. Es uno de mis momentos favoritos del día.
  • Formación: Los que me conocéis, sabréis que no puedo estar parada, así que sigo haciendo cositas en Class Class y voy haciendo cursos de formación online para no perder el “ritmo”.

Así que esta es mi realidad ahora mismo. Con mis sombras y mis rayos de sol, con mis miedos y mis inseguridades… Pero muy feliz de estar viviendo esta aventura y de estar creando vida. No es por nada, pero MUJERES DEL MUNDO somos unas DIOSAS… y aunque la sociedad nos quiera calladitas, tenemos un PODER inmenso. No solamente por crear vidas, si no porque somos unas auténticas luchadoras. Y si queréis ya hablaremos de este tema en otro momento, pero MATERNIDAD Y FEMINISMO van muy muy unidos aunque durante mucho tiempo se haya querido separar. La verdad es que me siento bastante empoderada y con una visión muchísimo más comprensiva y cariñosa hacia cualquier decisión que tome una mujer. No sé si me estoy explicando bien, pero antes de estar embarazada podía pensar o comentar con alguien situaciones que veía en otras mujeres con sus hijos o referentes a maternidad. Evidentemente somos libres de tener nuestras propias opiniones, pero os puedo asegurar que mi mirada ha cambiado completamente. ¿ A alguna os ha pasado algo similar?

En fin no me voy a enrollar más hoy, que vaya “chapa” os he pegado… Espero que os siga gustando leerme, y que de alguna manera os ayuden mis reflexiones en esta aventura de ser madre. Igual que os dije en el anterior post, sentiros libres de dejar vuestros comentarios, que me encantará leeros.

¡Os mando un abrazo muy fuerte!

PD: Atentas a las publicaciones de Instagram que esta semana os compartiré cuentas y libros que os puedan interesar😍

4 comentarios sobre “Cocktail de emociones y miedos en el embarazo

  1. Quanta raó Iris!
    Yo estoy igual, embarazada de 24 semanas y con las mismas dudas que tú! Al final decidí vivir el día a día y ya iría viendo como evoluciona todo, virus y parto.
    Cada mujer y embarazo es un mundo pero no puedo evitar simpatizar 100% con las preguntas que nos llueven constantemente… yo voy a tener un niño también, baby B. Ya he empezado a comprarle ropa y complementos y algunos son rosas con estampados de lunares, animales o arcoiris… pues en mi caso se añaden las preguntas de “eso le vas a poner a tu hijo?”, “en serio todo rosa?”, “pobrecito, no le pongas eso… de mayor te va a odiar”… me he dado cuenta que todavía hay mucho tabú con el tema colores y sexo y es una verdadera lástima que todo se tenga que etiquetar de esta manera y juzgar según un patrón anticuado y sin ningún tipo de sentido.

    Gracias por tu post, me he liberado, jeje!
    Nos seguimos en instagram Iris, ánimos y espero que te encuentres genial!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola bonita! Muchas felicidades por tu embarazo! Me alegra saber que te ha gustado el post y ver que te sientes identificada todavía más. Jejeje Evidentemente es una etapa preciosa, pero también hay días malos ¿ verdad?
      Qué guay que te hayas liberado.
      Por aquí estamos muy bien!!
      Un besazo y gracias por comentar ❤️️

      Me gusta

  2. Hola, este era tu año de funcionaria en prácticas verdad? El mío también, yo estoy embarazada de muy poco y mi intención es seguir hasta el 1 de marzo para cumplir los 6 meses “en activo” y así que me puedan evaluar. Te recomendaron o obligaron a coger la baja?
    Gracias! Por otro lado (y por tu post creo que te lo planteas) que sepas que es posible parir sin epidural 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola! Sí, era mi año de prácticas pero finalmente haré las prácticas el próximo curso ya que estoy de baja. Gracias por leer el post y dejar tu comentario! Un abrazo ❤️️

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .