When a baby is coming

Llevo varias semanas pensando si escribir este post o no… De hecho cuando me enteré de que estaba embarazada pensé mucho en si hablar de ello o no por las redes… De si compartir o no mi experiencia… Y la verdad es que aunque había una parte de mi que deseaba hacerlo, no puedo evitar tener un poco de “miedo” a ser juzgada. Las que seáis mamis seguro que me entenderéis… Pero una vez dices “estoy embarazada” te empiezan a llover millones de comentarios y preguntas que nunca antes te habías planteado…

¿Y sabéis? Al final tengo tantas ganas de vivir esta experiencia al máximo… que he decidido abrir un apartado en el blog (MOTHERHOOD) en el que voy a ir escribiendo posts sobre todo lo que voy sintiendo y experimentando. ¡Así que nos estrenamos en esta primera entrada!

Hoy hace casi 22 semanas que M y yo estamos en un sueño… No paro de tocarme la tripa, de mirar y leer sobre embarazo/parto, de mirar ideas para preparar su habitación, de mirar ropita y de imaginarme mi vida una vez este pequeñín esté con nosotros… M y yo siempre hemos querido ser padres y formar una familia. Es algo que siempre ha formado parte de nuestros planes y teníamos ganas de que fuera pronto. Sin ninguna duda siempre es el mejor momento si es lo que deseas. Para nosotros éste es el momento perfecto porque deseamos con mucha ilusión crear una familia y estamos muy contentos viviendo esta etapa juntos.

Realmente es de esas cosas que si no las vives no sabes realmente lo que se siente. Mi madre siempre me ha dicho que cuando ha estado embarazada ha sido cuando mejor se ha encontrado, y yo no me lo creía. Ahora mismo puedo decir que en mi caso es CIERTO. Casi no he tenido mal estar, solamente mucho mucho sueño… Así que sin ninguna duda estoy en uno de los mejores momentos de mi vida. Me siento con mucha energía, aunque me preocupe por algunas cosas soy y me siento muy feliz, y puedo disfrutar de este maravilloso proceso tranquila. Además ya hace unos días que L se mueve bastante por las noches y es una sensación…😍

Pero… ¿Cómo fue todo? ¿ Qué sensaciones tuve al enterarme? Os voy a contar algo muy personal, pero que me parece tan bonito…

Unos días antes de enterarnos que seríamos papás, yo me sentía muy rara, tanto a nivel físico como a nivel emocional. Era lunes, y yo tenía cita con el médico para los resultados de unas pruebas ( todo rutinario). Antes de ir a mi cita entré a Tiger, y sin saber muy bien el motivo, me compré una libreta preciosa de color mostaza con florecitas blancas. Al salir de la tienda con ella pensé; “será ideal para escribirle un pequeño diario a mi peque.” El miércoles de esa misma semana quedé con mis amigas para hacer una pequeña excursión. Justo habíamos vuelto al cole a recibir a algunos grupos y a acompañarlos en el final de este curso tan raro. Esa tarde, yo ya tenía una intuición, y recuerdo ir andando por la montaña y tocarme la tripa. Me cansé más de la cuenta… me faltaba el aire, y pensé: ” Una de dos… o estoy embarazada o la cuarentena me ha sentado muy muy mal”. Recuerdo que fue una tarde muy especial, lo pasé genial, pero llegué a casa MUY MUY CANSADA…

El jueves, ya viendo que llevaba unos días de retraso, decidimos que era el día para hacer ese test, así que en un descanso del cole fui rápidamente a una farmacia a comprar el test. Al salir de la farmacia me di cuenta de que me sobraba un pelín de tiempo y me fui a una tienda de juguetes y compré el muñequito que veis en la foto. No se lo dije a M, porque había sido algo tan repentino….

Llegué a casa, hicimos el test y…. ¡ESTAMOS EMBARAZADOS! M y yo lloramos, reímos, temblamos… madre mía que intensidad… En un rato, me fui a coger el muñequito envuelto y se lo di a M. No me creo ni yo que de alguna forma yo ya supiera que baby L ya estaba dentro de mi. Y más adelante os contaré otra cosa de este muñeco que también es muy muy mágico…

Decidimos hacer esta foto para tenerla de recuerdo y usarla para anunciar la noticia a nuestra familia.

En unos días decidimos dar la noticia a nuestra familia (padres y hermanos) y a mis mejor amigas… Casi me emocioné más cuando lo dije en voz alta que cuando lo supe yo… Recuerdo perfectamente la reacción de todos y cada uno de ellos, pero lo de mi hermana fue de otro mundo… No sé si va a volver a gritar así en su vida. De la emoción tiró la silla al suelo😄.

¿Y sabéis? Tengo tanta suerte… mis padres y mi hermana están siendo uno de mis mejores apoyos en este camino… Ya sabía que los tendría, siempre están conmigo… pero os juro que me siento muy muy afortunada por tenerles de la forma en la que les tengo. Lo pienso y me emociono (escribiendo esto se me llenan los ojos de lágrimas). Tengo una familia tan sana, tan especial… de esas que te acompañan sin agobiar, que te apoyan sin juzgar, que te abrazan sin apretar y que te sostienen sin anular. Y doy gracias porque mi peque crezca con ellos… Son lo mejor del mundo.

Otra sorpresa que me ha traído esta etapa es poder compartirla con una de mis mejor amigas… Os prometo que si lo pienso no me lo creo. Pero tener esa sensación de estar viviendo lo mismo, al mismo tiempo… Es una auténtica pasada… Nunca nos hubiésemos imaginado vivir esta etapa a la vez, y claro nuestros dos peques van a tener a su tía A ( que suerte van a tener) que no va a dar abasto con tantos pañales a la vez.

La verdad es que me siento muy afortunada por estar viviendo esta etapa encontrándome bien, y pudiendo disfrutar de cada pequeño cambio en mi cuerpo… Hace unas semanas tuve la eco de las 20 semanas y fue una pasada ver el cambio en L. Ver todos sus huesitos, sus órganos perfectamente formados… Y es que a veces incluso me cuesta creer que esté viviendo esta etapa y que dentro de mi esté creciendo un ser tan especial.

Y por último, no quería acabar este post sin hablaros de M y de lo que me está sorprendiendo en este camino. De hecho ya sabía que iba a ser el mejor compañero de aventuras, lo tenía claro… Pero ahora que lo estamos viviendo tan intensamente me doy cuenta todavía más de que L va a tener mucha suerte de tenerlo como papá. Con M las preocupaciones se vuelven risas y siempre tengo esa sensación de sentirme arropada, cuidada, escuchada sin agobios, sin juicios… solamente con amor y mucho polvo de hada. Porque a pesar de estar viviendo una época muy extraña, en casa siempre se respira mucha paz. Creo que estamos creando un bonito hogar… y no hablo de cosas materiales.

Me despido por hoy, espero que os haya gustado el post. ¿Alguna mum to be en la sala? Próximamente os compartiré algunas de las “rutinas” y cositas que estoy haciendo estos meses para cuidarme por dentro y por fuera. Y también voy a hablar de miedos y de la parte no tan bonita de este camino.

Gracias siempre por acompañarme…

❤️️

2 comentarios sobre “When a baby is coming

  1. Me ha encantado tu post!! Tuve a mi pequeño hace tres semanas y entiendo a la perfección cada uno de tus pensamientos!! Me alegro mucho que estés viviendo esto tan bonito.. te mando un beso enorme ❤️

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .